Otra victoria mas para Gennady ‘GGG’ Golovkin

Se llevo acabo una gran noche de boxeo en Madison Square Garden en Nueva York.

Los Ángeles, Calif. 18 de marzo, 2017 (EELA)– La pelea estelar fue protagonizada por el kazako, Gennady Golovkin (36,0,0) y el estadounidense, Danny “Miracle Man” Jacobs. Gennady Gennadyevich Golovkin, mejor conocido como “GGG” o “Triple G”, originario de Kazakhstan (anteriormente parte de la Unión Sovietica), entro al cuadrilátero habiendo ganado sus ultimas 22 peleas por la via rápida.  GGG es mayormente reconocido como el rey del peso mediano y como tal entro como gran favorito para ganar y extender su racha de knockouts. 

A contraste de GGG, Jacobs es mayormente reconocido por la batalla que gano afuera del cuadrilatero que cualquier triunfo que ha logrado dentro del mismo.   En el 2011, Jacobs fue diagnosticado con osteosarcoma, un tipo de cancer en los huesos.  El estadounidense regreso al cuadrilátero después de lograr una recuperación completa, e ahí cuando nace su apodo “Miracle Man” u “Hombre Milagro.”

La pelea comenzo un poco lenta pero fue creciendo en accion.  GGG logro mandar a la lona a Jacobs durante el cuarto asalto.  Parecia que el fin se acercaba para Jacobs y que el estadounidense se convertiría en la siguiente víctima en caer ante el poder de GGG.  Sin embargo, Jacobs logro ponerse de pie, aguanto, y se adapto a la fuerza y movimiento de GGG.  De ese punto en adelante, Jacobs uso inteligencia al cambiar su manera de pelear dependiendo de la situación con el fin de contrarrestar el poder que GGG lleva en los puños.  En momentos, Jacobs logro usar suficiente movimiento lateral para no permitir que el combate se convirtiera en una batalla de frente a frente, lo cual no le convendría al estadounidense.  En otros momentos, Jacobs mostro suficiente fuerza para hacer que GGG tomara pasos hacia atras.  Expertos debaten que si existe una grieta en el armamento de GGG es mientras camina hacia atras.  GGG no aparenta estar igual de cómodo tirando golpes mientras retrocede.   

Después de que GGG mando a Jacobs a la lona, los dos peleadores absorbieron grandes golpes.  El combate fue muy parejo.  Hubo varios asaltos donde no existió un ganador claro y fácilmente se le podía dar el asalto a cualquier de los dos guerreros.  Ambos peleadores pusieron un gran esfuerzo, especialmente Jacobs que después de la ultima campana su cuerpo colapso a la lona.  Una clara señal que entrego todo lo que tenia durante el duelo.  La decisión oficial fue un triunfo por decisión unánime para GGG.  Las tarjetas de los jueces fueron 115-112, 115-112, 114-113.  Existen diferentes opiniones entre el publico sobre quien realmente gano el combate.  De lo que no hay duda es que fue un gran noche para el boxeo y el publico. 

Juan Miguel Ureña

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *